LICANTÚ tiene a su disposición platos de cobre grabados al ácido en una gran variedad de tamaños y diseños, (desde 7 a 30 cm de diámetro), realizados por experimentados artesanos chilenos.